Un toque de color para darle vida a su hogar

Muchas veces elegimos utilizar tonos neutros para decorar los espacios pues permiten combinar los muebles con los accesorios más fácilmente. Para no caer en lo aburrido y salir de la zona segura, la mejor opción es daler color para imprimirle vitalidad y energía a su espacio.

Elizabeth Truzman

Desde luego, esto no implica que debemos emplear toda la gama de colores y transformar nuestra casa en un carnaval. Al contrario, el secreto se encuentra en colocar ciertos puntos de color que complementen  elegantemente al resto de la decoración.

Resalte las paredes

Una manera fácil y rápida de añadir color es acudir a las paredes. Elija la pared que será el punto focal de la habitación y coloque un papel tapiz o un atractivo diseño de vinilo. Otra alternativa es decorar con cuadros o fotografías coloridas (puede colocar varios en una zona de la habitación para que toda la atención se centre en esa área).

¿Qué colores usar?

Si prefiere mantener sus paredes neutras, jugar con los colores de los elementos decorativos es la solución. Puede, por ejemplo, comprar cojines que contrasten con el resto del espacio. Elija colores como el fucsia, el verde, el turquesa, el amarillo o el color que prefiera, siempre y cuando armonice con la habitación.

 Las alfombras también pueden ser útiles para agregar color, aunque necesiten otro pequeño accesorio para fortalecer la presencia del color ¡el límite lo pone su creatividad!