¿Leasing para el sector construcción de Panamá?

La conocida modalidad de financiamiento ha sido utilizada con éxito en países como Colombia, Chile y México. En el Istmo se ha implementado para la compra de automóviles

Héctor Ortega, presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), explicó que han estado en conversaciones con la Asociación Bancaria de Panamá para preparar un anteproyecto de ley que permita flexibilizar los requisitos y que los clientes se beneficien de esta novedosa herramienta, conocida también como arrendamiento financiero o alquiler con derecho de compra.

“Es una modalidad que ya está aplicándose con éxito en países como Colombia, Chile y México”, dijo a medios nacionales Ortega, quien agregó que en conversación con el presidente Juan Carlos Varela se planteó la posibilidad de incluir el leasing como una manera de sacar a flote el mercado inmobiliario, que ha sido duramente golpeado en los últimos meses.

¿Y qué es el leasing? Es un contrato de arrendamiento financiero, con opción de compra obligatoria a ejercitar a decisión del arrendatario. Este mecanismo tiene varios puntos positivos porque no requeriría el abono inicial que solicitan los bancos para la aprobación del crédito. Igualmente, entre los beneficios, está el hecho de que es 100 % deducible del impuesto sobre la renta.

“No se reporta como deuda en el Balance. El cliente tiene la posibilidad de elegir el perfil de las cuotas periódicas acorde al flujo de su negocio. Los bienes adquiridos bajo este tipo de contrato son inembargables y cuentan con coberturas adecuadas, protegiendo la inversión realizada”, escribió Marta Patricia Achurra, gerente de leasing de Capital Bank, en un artículo publicado por el diario la Prensa de Panamá.

¿Solución?

Sobre el pro y el contra de este mecanismo de financiamiento, Héctor Ortega opinó que “para nosotros es importante que la Asociación Bancaria y la Superintendencia de Bancos se sientan cómodos con esto”, dijo Ortega.

Según números del Consejo Nacional de Promotores de Viviendas (Convivienda), hay unas dos mil 800 casas y apartamentos en espera de venta al público.

“La figura del leasing inmobiliario permitirá que el cliente que no tiene el abono inicial para adquirir una vivienda pueda hacer un contrato con un canon de arrendamiento más intereses, con una opción de compra”, sostuvo Ortega.

Representantes del sector construcción como Elisa Suárez de Gómez, directora ejecutiva de Convivienda, sostienen que el leasing ayudará a los futuros dueños sobre todo en el punto de la inicial, ya que cada vez las entidades bancarias son más rigurosas al respecto.