10 recomendaciones para aprender a trabajar desde casa

Siga estas buenas prácticas a la hora de implementar el trabajo remoto durante la contingencia causada por la enfermedad Covid-19 (coronavirus)

Sala de redacción

La llegada del Covid-19 (coronavirus) a Panamá, una enfermedad pandémica altamente contagiosa, trajo consigo la implementación del teletrabajo (también conocido como trabajo remoto) como una manera de disminuir las posibilidades de contagio y con ello la propagación del virus. Sin embargo, la decisión del Gobierno Nacional de solicitar a las empresas cuyas dinámicas les permita esta modalidad ha encontrado de sorpresa a muchas compañías que se han visto en la necesidad de preparar sus dipositivos, conexiones y protocolos contrarreloj.

El teletrabajo es una práctica que se ha hecho cada vez más común en el mundo, pero que en nuestro país había sido implementada muy tímidamente. De hecho, la Ley 76 que regula el teletrabajo en Panamá fue sancionada por el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen hace poco más de un mes, el pasado 14 de febrero.

Muchos empleados también se encuentran enfrentando una nueva dinámica con nuevos hábitos a los que adaptarse en una situación extraordinaria a la que debe sumarle la suspención de las actividades escolares y el estrés que genera la incertidumbre global que representa la amenaza del coronavirus.

Recomendaciones para implementar exitosamente el teletrabajo

  1. Asegúrate de tener lo mínimo necesario para trabajar con comodidad. Que tu computadora cuente con los programas que requieras, acceso a internet, entre otros.

 

  1. Tómate en serio el trabajo desde casa. Ten presente que no estás de vacaciones, ni on call. Tienes responsabilidades que cumplir y muy probablemente tengas colegas que necesiten que realices tu trabajo a tiempo para evitar el retraso en las labores de todos.

 

  1. Evita, en la medida de tus posibilidades, trabajar en tu cuarto (o al menos desde la cama). Tener la cama cerca puede transformarse en una tentación difícil de evadir. Busca un lugar fresco, de ser posible aislado del ruido (si no puedes evitar el ruido, opta por utilizar audífonos).

 

  1. La organización es la clave del éxito. Haz una lista de pendientes diarios y trata de cumplirla Fíjate lapsos y objetivos. La lista debe ser realista para evitar frustraciones.

 

  1. Desarrolla una pequeña rutina. Te sentirás tentado a trabajar en pijama, pero tendrás una mayor disposición a desempeñar tu trabajo si antes de comenzar con tu jornada laboral te arreglas un poco. No es necesario que te vistas de manera formal, pero sí que te cambies de ropa. Así le estarás enviando un mensaje claro a tu cerebro: este no es un día libre.

 

  1. No abras tus redes sociales (a menos de que ese sea tu trabajo).Cuando trabajamos desde casa, la tentación de consultar las redes sociales es mayor. Actualmente estamos viviendo una situación extraordinaria que nos hace querer estar informados de todo lo que pasa minuto a minuto. Esto empeorará nuestra ansiedad, nos distraerá y no nos permitirá cumplir con nuestras responsabilidades. A lo largo del dia, tómate tres pequeños breaks no mayores a 10 minutos para revisar las redes. Procura que estos descansos ocurran después de haber culminado una tarea importante.

 

  1. Evita pasar más de dos o tres horas sentado. Estírate, camina, ¡lávate las manos! y toma agua.

 

  1. Respeta tu horario. Deja de trabajar a la hora del almuerzo. No comas sobre la computadora o mientras estás trabajando. Desde casa, es fácil seguir trabajando después de culminada tu hora habitual de trabajo, evita hacerlo para que no te satures.

 

  1. Después de culminada tu jornada, ¡distráete! Realiza alguna actividad que te ayude a manejar el estrés. Aun estando en casa puedes hacer ejercicio, sentarte a dibujar, ver una película o serie, cualquier actividad que no esté relacionada a tu trabajo ni a saturarte con información sobre el coronavirus.

 

  1. Ten una comunicación acertiva con tu familia. Si tienes niños en casa, trata de explicarles, en la medida de sus posiblidades, lo que está pasando. Diseña un cronograma de actividades diario y pónlos a “trabajar” también para que se distraigan.

 

Bonus

Ten paciencia. Muchas empresas (y trabajadores) no están acostumbrados a esta modalidad de trabajo. Estamos en una situación extraordinaria tomando medidas extraordinarias por lo que todos debemos tener en cuenta que nos tomarán algunos días en adaptarnos.